Ir al contenido principal

Ella no necesito ir a Venezuela: Patricia conoció el infierno internada en hospitales del ISSSTE en México

Los hechos se registraron en México

México.- Patricia vive un calvario después de que la operaron y le quitaron la matriz, después de lo cual fue mal diagnosticada con cáncer , además de sufrir un trato indigno por parte de médicos de hospitales del ISSSTE en la Ciudad de México.


El pasado 28 de mayo del presente año, Patricia Vargas Guijarro, vecina de este municipio, al presentar miomas en la matriz fue intervenida por el doctor Ernesto Galindo, en la clínica del ISSSTE de Ermita Iztapalapa “José María Morelos y Pavón”, quien al salir de operación le comentó a Patricia que la intervención había sido muy complicada ya que perdió mucha sangre, pero que afortunadamente había salido con bien.



La mujer de 48 años de edad, al salir de operación y pasar a su cama, se percató que le salía mucho líquido de la vagina presentaba un dolor intenso en el estómago, por lo que avisó a su médico el cual le refirió que era totalmente natural por la operación, pero que al caminar esto se le quitaría.

 Tras cinco días de caminar y de presentar la secreción del líquido, estuvo dentro de dicho hospital en observación, pero las cosas no estaban tan bien, Patricia ya no podía defecar y el dolor incrementaba cada minuto que pasaba, pero eso no les importó a los médicos quienes firmaron el alta para que la paciente se retirara a su casa.


A Patricia, ya descansando en su domicilio, los dolores no la dejaban, con temperatura de hasta 40 grados, por lo que fue su marido quien decidió trasladarla al hospital del ISSSTE ubicado en la avenida Ignacio Zaragoza, pero al llegar no la querían atender, por lo que el marido al ponerse agresivo fue como salió una doctora y autorizó ingresar a Patricia.

Ya dentro del nosocomio, la mujer fue administrada con medicamentos para controlar el dolor, teniéndola ahí por varias horas ya que era el cambio de turno, fue entonces que la doctora Elizabeth Lima le comentó al médico que ingresaba a su turno y que tenía que operar a la mujer ya que traía obstruido el intestino grueso, haciendo una laparotomía.

Patricia pensó que al salir bien de la operación los dolores se le quitarían, lo cual no fue así, ya que siguió con los intensos dolores y ahora le había cortado un fragmento de intestino ya que se estaba pudriendo, sus martirios no quedaron ahí, días después de la recuperación la doctora Jacome le dijo a Patricia que lamentaba mucho informarle pero que padecía cáncer.

Dicha noticia destrozó más a la paciente, quien ahora, después de todo lo ocurrido, recibía la noticia de que padecía cáncer, la herida le supuraba y los doctores decían que era normal después de la cirugía, por lo que quedó en observación por más de cinco días para después darla de alta a pesar de que seguía la secreción y los dolores no disminuían.

Patricia se fue a su casa pero no aguantó ni una noche ya que le empezó nuevamente la fiebre y el dolor, por lo que ingresó al hospital por el área de urgencias, por lo que luego de quedar internada, después de que le practicaran estudios, doctores dijeron que ahora presentaba una infección en la sangre al ser portadora de una bacteria llamada Ecolín, y fue enviada al hospital del ISSSTE de Zaragoza durante un mes.

Después de darle nuevamente de alta, al presuntamente notar mejorías, los médicos le iban a dar las fechas para que le practicaran las quimioterapias, fue entonces que por azares del destino salieron los estudios de patología los cuales Patricia los presentó con su doctora que solo dijo “Ay, ¿qué cree usted? No tiene cáncer, algo más de lo que se puede librar”.

Nuevamente fue dada de alta pero la llevaron de regreso al hospital ya que no podían controlar la salida de líquido, y al acudir nuevamente pero al hospital de Ermita Iztapalapa donde le volvieron a hacer estudios, le dijeron que efectivamente tenía un problema en un útero de donde se salía el líquido.

Al saber qué era lo que tenía, Patricia fue intervenía por el doctor Espinosa, en Zaragoza, para colocarle un catéter y fluyera el líquido, “Créeme que de todo lo que he vivido, esto fue lo más aterrador”, señaló Patricia al recordar el dolor tan intenso que sintió ya que le fue aplicado el catéter sin anestesia.

“Sentí los cortes del bisturí, escuchaba como tronaba mi carne, literalmente me amarraron entre dos doctores y uno más me colocaba el catéter”, recordó la paciente. Luego de la operación que duró aproximadamente 30 minutos, Patricia fue abandonada en el pasillo del hospital en una camilla hasta que llegara la ambulancia quien la trasladó nuevamente al otro hospital.

En días pasados, el catéter se le cayó al hacerle limpieza, por lo que inmediatamente acudió al hospital, pero al día de hoy que no se lo han podido poner nuevamente, por lo que sigue en espera de cuando le den la cita o la quieran atender.

Este viacrucis es un ejemplo de la calidad de médicos, hospitales e instituciones tenemos y que miles de mexicanos viven todos los días, por lo que se le hace un llamado a las instancias correspondiente para que tomen cartas en el asunto no solo de este caso sino de las miles de personas que sufren al no tener un servicio de salud de calidad.

Con Información de A Fondo Estado de México

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Los exhiben para que el Pueblo de México los conozca: La familia que inyectaba agua a los niños con cáncer y que se hicieron millonarios de la noche a la mañana.

Ganaban los Beceiro por cada quimioterapia falsa 22 mil 500 pesos.

La familia Beceiro recibía por cada aplicación de este medicamento clonado la cantidad de 22 mil 500 pesos; 22 mil 500 pesos por un medicamento que no curaba al enfermo; 22 mil 500 pesos por un medicamento que no le aliviaba el dolor al enfermo; 22 mil 500 pesos que se sumaron a la fortuna de los Beceiro, quienes después de eso abrieron varios restaurantes de lujo y hasta les alcanzó para comprarse una casa en Woodlands.


Sin embargo, el precio que maneja la empresa regiomontana Fármacos Especializados, que le ha suministrado este mismo medicamento al Seguro Popular, revela que se ha vendido en 19 mil 468 pesos. Tres mil 32 pesos menos, por producto, que lo ofertado para el hospital veracruzano

Como se explicó, la familia Baceiro recibía por cada aplicación de este medicamento clonado la cantidad de 22 mil 500 pesos; 22 mil 500 pesos por un medicamento que no curaba al enfermo; 22 mil 500 pesos por un medicamento que no le…

Me ofrecieron $600,000 por tres tuits para el PRI: Eugenio Derbez. Una cosa es vender comida y tortillas y otra muy diferente es vender a México

Eugenio Derbez aseguró que agencias le hablaron en varias ocasiones para enviar tuits en favor del PRI. El actor, comediante, guionista, escritor, empresario, productor y director de cine, teatro y televisión mexicano, Eugenio Derbez, aseguró este lunes que le hablaron en varias ocasiones para enviar tuits a favor del PRI, y le ofrecieron hasta 600,000 pesos a cambio, aunque el declinó todas las ofertas.


“La última vez me ofrecieron 600,000 pesos por tres tuits”, aseguró esta mañana Eugenio Derbez en entrevista esta mañana para W Radio. Eugenio explicó que lo comenzaron a buscar hace unas 3 semanas, pero que fueron más insistentes e hicieron las ofertas más caras durante esta última semana.

“No puede ser casualidad que me hablaron cuatro, cinco veces de diferentes ‘agencias’, lo pongo entrecomillas porque no es gente con la que normalmente trabajo, me habló gente que no conozco y me decían ‘te ofrecemos tanto por tantos tuits del Partido Revolucionario Institucional, es un mensaje muy h…

Estaba tan apretadita que me recordó a ti, fueron las desgarradoras palabras de este malnacido hombre que termino con LA INOCENCIA de una pequeña de 5 años

San Luis Rio Colorado, Sonora.- Un joven de 18 años de edad, identificado como José Guadalupe Calderón Atondo, es buscado por las autoridades acusado de haber violado, asesinado y sepultado en un predio de esta ciudad, a una niña de apenas 5 años de edad, quien era hija de su ex novia
Los hechos ocurrieron a las 04:00 horas de ayer, cuando Susana Servín Corona de 24 años de edad, solicito la presencia de las autoridades en un domicilio de la colonia Topahue, ya que su hija Ester Ariana, de 5 años de edad, había desaparecido, por lo que elementos de la Policía Municipal acudieron al lugar.


La mujer mencionó a los uniformados que salió de su domicilio alrededor de las 3:00 de la madrugada para comprar café antes de irse a trabajar, pero que al volver ya no estaba su hija Ester Ariana, pese a que había dejado la puerta asegurada con candado y cadena.
En el lugar los uniformados se llevaron una sorpresa al estar haciendo la revisión de rutina.
Encontraron en el lugar una gorra de color roja…